Ir al contenido principal

¿Gacetilla, comunicado o aviso pago?

Qué le conviene a tu negocio u organización, pagar o intentar seducir a los medios con una noticia que pueda despertar su interés y ser publicada sin pagar.

Las diferencias entre un aviso publicitario y una gacetilla o comunicado de prensa son muy claras. Mientras que en el primero, por una cantidad de dinero determinada, el interesado elige el qué decir, cómo, cuándo y a qué tamaño, en la segunda opción lo que se intenta es seducir al periodista y al medio para que nos considere "noticia", es decir lo más preciado para los hombres de prensa.

Realizar una gacetilla con una novedad, con algo nuevo, diferente, con un dato que llame la atención, puede convertirla en "noticia", lo que se traducirá en un espacio en un medio sin pagar un peso.

Lo mismo ocurre con los comunicados de prensa, que en general se aplican más a personajes o instituciones que a empresas o productos.

Así, teniendo en claro el lenguaje de los medios y sus intereses, es posible salir sin pagar, aunque parezca poco menos que imposible.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ni objetiva ni neutral: la BBC es imparcial

La imparcialidad es uno de los sellos distintivos del periodismo que hace la BBC. No todo el periodismo es, ni necesita ser, imparcial. Mucho del buen periodismo lo hacen periódicos que tienen una visión particular del mundo.

Los lectores pueden elegir si compran/leen ese periódico u otro que comparta su visión –o la cuestione.

Pero el periodismo de la BBC es diferente. Lo pagan principalmente las personas que compran una licencia de televisión en Reino Unido.

Esto significa que la BBC es responsable, no ante los gobiernos, sino ante las personas que pagan por su servicio: personas que tienen y expresan el abanico más amplio posible de opiniones. Gente con una extraordinaria diversidad de características sociales, culturales y religiosas.

 E implica que la BBC no puede "casarse" con ninguna visión del mundo en forma deliberada e intencionada.

Políticos y redes sociales: aciertos y errores

El uso de las redes sociales se ha normalizado en la vida política. Y los líderes las emplean para trasladar mensajes y para provocar debates sobre determinadas cuestiones de interés.

En ese sentido, el nivel de la política 2.0, al menos en España, es bastante aceptable. Así lo asegura Juan Pablo Bellido, periodista español y profesor universitario.

“Los responsables políticos han sabido rodearse de buenos profesionales para gestionar de manera eficiente sus perfiles sociales y, de este modo, rentabilizar esta potente herramienta de comunicación con sus potenciales electores”, dijo.