Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio, 2011

La década canalla resiste y da pelea

A mitad de los 90, con el discurso del fin de la ideología y la imposición de las políticas neoliberales –que proponían que el Estado fuera primero diezmado y luego administrado por “gerentes”–, una serie de personajes públicos conocidos por sus actividades artísticas o deportivas, florecieron como candidatos del menemismo en diferentes distritos electorales. Sobreviven el gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli, devenido K ultraleal, y Carlos Reutemann, un misterio en sí mismo y la esperanza eterna del establichment, más que un dirigente de peso concreto. Algunos supusimos, y nos equivocamos, que la devastación que dejó la década del 90, la “década canalla” según María Seoane, había sido incorporada por la ciudadanía, lo que funcionaría como reaseguro para no cometer los mismo errores y comprender que la política es la forma de avanzar, con millones de imperfecciones, sin dudas, aunque insustituible.

Ganó el representante del modelo del saqueo

Como a la mayoría, como al mismísimo Mauricio Macri, me sorprendieron los resultados de la elección para jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Es cierto que la Capital Federal contiene a un electorado particular respecto al de los demás distritos del país. Las razones de qué vota y por qué son trabajo para algún porteño inquieto.
Lo cierto es que la elección –donde el PRO le sacó 20 puntos al kichnerismo–, dispara alguna conclusiones. A saber.
Antes que nada, queda claro que el ciudadano que aún no comprende lo que representan Macri y compañía es, al menos en Buenos Aires, numeroso. Leí por ahí que a la clase media urbana le hace falta leerse algún librito de historia reciente argentina. El comentario, soberbio, no es para descalificarlo por completo. Es que, y no es figurativa la afirmación, son tantas paro tantas las cosas que pasaron en este país en los últimos 20 años, que quien no se esfuerza en comprenderlas es candidato a la confusión.

EEUU: la meca del capitalismo, la meca de la desigualdad

Por Teresa Bouza, de la agencia Efe.


La propuesta de la Casa Blanca de subir los impuestos a los millonarios como parte de las negociaciones para reducir el déficit ha puesto la lupa en ese segmento de la población, que acapara un porcentaje creciente de la riqueza estadounidense.
“Cualquier acuerdo para reducir el déficit exigirá decisiones difíciles (...) y creo justo el pedir a las petroleras o a los ejecutivos que viajan en aviones privados, a quienes les ha ido tan bien, que renuncien a sus ventajas fiscales”, dijo el presidente de Barack Obama la semana pasada.
Todo hace prever que Obama vuelva a la carga contra las que ha bautizado como “vacas sagradas” del Partido Republicano durante su primera tertulia en Twitter con los votantes, con quienes hablará sobre la economía y el empleo.
Las cifras demuestran que a los millonarios y multimillonarios de Estados Unidos les va cada vez mejor.
Un artículo publicado el 18 de junio en el diario The Washington Post mencionaba, en ese senti…