Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero, 2011

Mendoza y la dictadura: (casi) todo

Esta megaentrada contiene un trabajo de investigación monumental del que me tocó ser parte. El informe fue publicado en un suplemento especial llamado Documentos que sacó diario Los Andes de Mendoza el 7 de setiembre del 2003. La excusa fue la anulación por parte del Congreso de la Nación de las llamadas leyes del perdón, por las leyes de Obediencia Debida y Punto Final, a instancias del presidente Néstor Kirchner. Con Rodrigo Sepúlveda, Verónica Césari y Pablo Icardi, la coordinación de Adolfo Fito Sánchez y material –publicado e inédito– de Gastón Bustelo, hicimos este trabajo que, siete años después, considero muy valioso, más teniendo en cuenta el juicio que se lleva adelante en la Justicia federal de Mendoza a acusados de delitos de lesa humanidad. El trabajo está dividido según las notas publicadas en el papel; son 15. Está incluida la lista de desaparecidos en Mendoza y un resumen de los principales responsables militares de la provincia. Haciendo click aquí lo podrán ver completo…

Cobos en su laberinto

Si el futuro de Julio Cobos en la política argentina parecía ser promisorio luego de su ruptura con el kirchnerismo, en julio del 2008, de la mano del Campo, hoy es una gran incógnita, con una dosis de incertidumbre altísima.
Parece rodeado el ingeniero de la Sexta Sección, quien no logra transformar su carisma, hecho a medida de la clase media argentina, en fuerza electoral. Quizás, justamente su confianza ciega en su pálpito y su buena estrella son lo que lo ha llevado a dar pasos en falso, uno tras otro, lo que lo pone en una situación complicadísima: quedarse sin la simpatía popular ni la estructura partidaria, ambas cuestiones imprescindibles para competir –y ganar– en las grandes ligas de la política argentina.
El Comité nacional de la UCR decidió suplantar una ley nacional –como la nueva Ley Electoral– por una resolución partidaria, que establece internas abiertas el 30 de abril entre Ernesto Sanz y Ricardo Alfonsín.
Cobos hace dulce en sus argumentaciones para no participar en es…

Sobre La quinta W

Como era de prever, entre los que visitaron este espacio en las últimas 48 horas (o sea, desde que lo hice público), hubo atentos lectores, quizás periodistas, que plantearon que la teoría de las W marca que son cinco y no cuatro, como comento en la presentación del blog (ver Comentarios). Incluso según Wikipedia (¡ojo con Wikipedia!), las preguntas que debe responder una noticia son, incluso, seis, sumando el cómo (How).
Me siento halagado que a partir del nombre de este blog se haya ido en busca de conocimiento. Pero hagamos una aclaración.
En periodismo la teoría siempre fue tras la práctica. Era necesario, para formar a hombres de prensa, allá por finales del siglo XIX y principio del XX, darle contexto teórico a lo que se hacía, día a día, más por instinto que por sesudos congresos de periodismo. Todo por la vorágine que siempre acompañó al oficio.
Entonces, pasemos a explicar: la teoría de las cuatro W se aplica al llamado periodismo informativo, donde se supone que lo único que bu…

Qué ves cuando me ves

“¿Qué ves?  ¿Qué ves cuando me ves?  Cuando la mentira es la verdad”. Divididos.



Complicado saber qué piensan los demás cuando nos ven. En el peor de los casos, nos enteramos de la manera más cruda y podemos quedar sorprendidos y dolidos. “¿Esto piensan de mí?”, es la pregunta obligada, como si fuera imposible imaginar que alguna persona, en cierto tiempo, pueda pensar que nosotros somos tal o cual porquería. O, quizás, se quedó con una impresión equivocada, según nosotros, y, de ahí, la opinión negativa.
Hay cientos de variantes, miles, millones, pero el “qué dirán” o el “qué pensarán de mí” se sintetiza en una definición que tiene que ver con el marketing, la publicidad, el mundo de las encuestas y la política, la bendita política; hablamos de “la imagen”.
Haciendo un repaso rápido y apelando a lo que ha quedado en el inconsciente colectivo respecto de los precandidatos a presidentes de la oposición, se puede hacer un acercamiento a qué podría pensar el ciudadano a la hora de imaginarse v…

Dime a quién votas y te diré cómo piensas

Los aspirantes a la Presidencia de la Nación florecen como si estuviéramos en una fértil primavera electoral.
Los hay bien diferentes y los hay muy parecidos, cortados por la misma tijera.
Los hay también intelectualmente muy formados y hay de los otros, de esos que da pena escuchar y tienen dificultades a la hora de terminar una frase.
Los hay improvisados, confiados en su buena estrella y en su carisma. También están los que descansan en el peso de un apellido.
Están los que tienen en qué respaldarse, que han demostrado decisión, gestión, formación y talento político.
Hay aspirantes que son promesas, incógnitas, tapados y también hay personajes que cargan con una historia política que borrarían, sin dudarlo, costara lo que costara. Hay de todo.

Y ahora, ¿qué propongo?

Todo indica que este será un año electoral inédito. Además de la posibilidad de que sea reelecta Cristina, en lo que sería el segundo caso desde la reforma constitucional del 94 –Carlos Menem lo hizo en 1995–, también la situación del país, según los pronósticos “amigos” y no tanto del Gobierno nacional, será diametralmente opuesta a todas las anteriores el día del traspaso de mando.
Sólo se podría equiparar el 10 de diciembre que viene con el de la asunción de Cristina en el 2007, cuando recibió los atributos presidenciales de manos de Néstor Kirchner, aunque, en aquella oportunidad, el crecimiento no había alcanzado los registros escandalosos de estos tiempos.
Si no pasa nada extraño durante el 2011, quien asuma la presidencia el 10 de diciembre, se encontrará con un país en funcionamiento y con índices macroeconómicos hoy por hoy envidiados en buena parte del planeta, sobre todo en el Primer Mundo, esa entelequia que no deja de mirar a los paisuchos de quinta que crecen y crecen alej…

Políticos, periodistas y las claves de la relación

Lo que sigue es una exposición que di en la Universidad Nacional de Cuyo durante una charla debate organizada por la Escuela de Gobierno, dependiente del Gobierno de Mendoza y de la UNCuyo, en octubre del 2009. Como el público, en general, iba a estar conformado por dirigentes, políticos y aspirantes a serlo, se me ocurrió que un aporte podría ser contar qué deben hacer para salir en los medios, una cuestión que desvela a todos.
Son simples consejos, que fueron valorados como un aporte súper pragmático. Espero sea de su interés.


Breve manual para políticos: cómo lidiar con periodistas
1-Atender el teléfono:
Aunque parezca increíble, tanto políticos –funcionarios o no- como sus encargados de prensa, a veces no atienden el teléfono. En general los medios de comunicación no tienen horarios, ni feriados, ni domingos. En los diarios, la actividad puede empezar a las 7 de la mañana y terminar a medianoche. Ni hablar de los portales web de noticias. Por eso es imprescindible que tanto políticos c…