De qué se trata

Según una máxima del periodismo, una noticia tiene que contestar cuatro preguntas: Qué, Quién, Dónde y Cuándo (What, Who, Where, When). Se trata de la teoría de las cuatro W. Pero si queremos ir más allá, tenemos que responder la quinta W: Por qué (Why). Esa es la idea. Bienvenido.

24 de junio de 2010

La alternativa que da escalofríos

El archivo, la perspectiva histórica, los hechos, las consecuencias de las conductas de tal o cual dirigente son buenos parámetros para entender lo que dicen, por qué lo dicen y qué intereses defienden con lo que dicen. Todo esto también nos sirve para conocer sus más profundas convicciones, algunas inconfesables, que son el motor de toda acción.
Por lo dicho, hay hechos políticos que dan escalofríos, miedo, preocupan, angustian, al menos a este humilde cronista. Veamos.

17 de junio de 2010

Hoy, más que nunca, todo tiene que ver con todo

El correctísimo y light periodista Pancho Ibañez acuñó una frase de esas que sirven para decorar cualquier conversación. Decía –o quizás sigue diciendo– “todo tiene que ver con todo”.
A continuación, usted, lector, nos va a acompañar en un camino complicado, con ausencias intencionadas y de las otras, con puentes más sólidos que otros, con personajes muchos más presentables que otros. Pero la idea es reflexionar en qué momento histórico estamos, cómo nos relacionamos con él –si es que lo queremos hacer– y quiénes están, y por qué, detrás de tal o cual cuestión de interés público. En definitiva, vamos a demostrar que “todo tiene que ver con todo”.

10 de junio de 2010

Qué opinamos los que informamos

Como nunca antes, desde 1983, los medios y los periodistas formamos parte de la agenda pública, sobre todo por la discusión por la Ley de Medios y el abierto enfrentamiento entre el Gobierno nacional y el Grupo Clarín.
Esta confrontación ha puesto de manifiesto el rol de los formadores de opinión, ya sean medios de comunicación o periodistas, y los intereses que defienden, hasta ahora en segundo y hasta tercer plano, bajo los falsos lemas de la “objetividad”, la “independencia” y el supuesto inmaculado barniz de “la prensa”.
Es positivo el fenómeno, como venimos afirmando desde este espacio, y es mundial. Brasil, Estados Unidos, Inglaterra, Italia y España, son algunos de los países en donde se está dando una discusión similar a la local, donde el poder de los medios, sus intereses y la forma de satisfacerlos están saliendo a la luz como nunca antes.

3 de junio de 2010

Somos una mejor sociedad desde que los medios son cuestionados

Desde este espacio venimos sosteniendo que, como sociedad, estamos viviendo un momento histórico riquísimo respecto de los temas en debate, las posturas de diferentes sectores y, sobre todo, la caída de las máscaras de actores sociales, empresariales y mediáticos embretados entre un discurso edulcorado y políticamente correcto y la defensa por todos los medios posibles –algunos al borde de lo ilegal– de sus posiciones de privilegio logradas en el peor momento histórico de los 200 años del país.
Todo indica que la verdad sobre la identidad de los hijos adoptivos de Ernestina Herrera de Noble está más cerca que nunca. El veredicto de la Justicia sobre si son hijos de
desaparecidos apropiados por la última dictadura militar o, por el contrario, se trata de huérfanos que legalmente adoptó la poderosísima mujer será el cierre a años y años de peleas, presiones, tergiversaciones, atropellos, interpretaciones maniqueas y, sobre todo, mucho dolor para familias que, 35 años después, viven día a día el calvario de ser las víctimas eternas de la dictaduras. Se trata de familias que tienen la certeza de que un nieto nació en cautiverio luego de que su madre fue secuestrada por grupos de tareas.
De las atrocidades conocidas de la dictadura, la del robo sistemáticos de bebés (se calcula que fueron cerca de 500) es la que más horroriza. Secuestrar, matar y robar no era suficiente. También hubo que quedarse con los pequeños, quienes fueron entregados a oficiales para criarlos y así “salvarlos” de sus familias originales, descontando que serían seguidores fanáticos del marxismo anticristiano internacional.
La resolución de la causa Noble puede tener consecuencias monumentales, inimaginables, si se confirma lo que se sospecha: que Marcela y Felipe son familiares de sangre de algunas de las familias que buscan a sus integrantes apropiados.