De qué se trata

Según una máxima del periodismo, una noticia tiene que contestar cuatro preguntas: Qué, Quién, Dónde y Cuándo (What, Who, Where, When). Se trata de la teoría de las cuatro W. Pero si queremos ir más allá, tenemos que responder la quinta W: Por qué (Why). Esa es la idea. Bienvenido.

27 de mayo de 2010

Viva la diferencia

Hace dos semanas en este mismo espacio reflexionábamos sobre la iniciativa a toda prueba que tiene la gestión K, sobre todo en la adversidad, política y de encuestas. Esta cualidad descoloca cada vez más a una oposición tan variopinta que mete miedo (¿otra Alianza?).
Pasó el Bicentenario, y el balance, para el Gobierno nacional, es muy pero muy positivo. Y para la sociedad también. Veamos.


consenso y diálogo. Estas palabras están tan vacías de contenido que ya el sólo utilizarlas desacredita al osado que las lanza. Los llamados al acuerdo, a la concordia y a la tranquilidad no son más que eufemismos para decir “basta de pisarles los callos a los poderosos de siempre”. ¿En qué cabeza cabe que no haya disputa cuando se plantea, por ejemplo, un impuesto extraordinario a la renta extraordinaria de la soja? ¿No actuaron bajo crispación violenta los empresarios del campo que desabastecieron al país vía piquetes? ¿Fue “consensuada” la sarta de mentiras y tergiversaciones de los medios de Clarín antes, durante y después de la aprobación de la Ley de Medios? ¿Llama al diálogo y al consenso Eduardo Duhalde cuando reclama una amnistía a militares represores y asesinos? ¿Concordia puede pedir Julio Cobos, quien, literalmente, traicionó a mitad de camino al proyecto político que lo llevó a la Vicepresidencia de la Nación?

20 de mayo de 2010

Asignación por hijo y matrimonio gay, incómodos para Cobos

Como hemos dicho en este espacio, vivimos un momento histórico muy interesante, repleto de debates trascendentes, todo lo contrario a lo que pasó en los traumáticos 90.
Política, economía, pobreza, medios, distribución de la riqueza, marihuana, aborto, matrimonio gay y rol de los medios son algunas de las cuestiones que debatimos como los más especializados profesionales en las mesas de café, oficinas, plazas, en la cena familiar.
En los últimos años –para ser exactos desde el 25 de mayo del 2003– se comenzaron a revisar, no sin contradicciones y polémicas inútiles, los grandes temas argentinos.
Justamente, entre las cuestiones de la semana podemos destacar dos debates clave: Asignación Universal por Hijo y matrimonio gay, ambos con un trasfondo político para analizar. Vamos por partes.

13 de mayo de 2010

Iniciativa a toda prueba

El Gobierno nacional lo hizo otra vez. Volvió a dejar mal parada a la oposición, lanzando el refinanciamiento de las deudas de los estados provinciales con el Estado nacional. Más allá de los detalles de la medida –para algunos, positiva; para otros, sólo una cortina de humo con efectos prácticos muy limitados–, lo que no deja de sorprender es la habilidad política del kirchnerismo, que literalmente ha pulverizado a la oposición, cada vez más desdibujada en un año clave, en vistas de las elecciones generales del 2011.


frentes abiertos y por abrir. Si hay algo para destacar sobre el proceso político que inauguró Néstor Kirchner el 25 de mayo del 2003 y continuó Cristina Kirchner desde el 10 de diciembre del 2007 es la capacidad para hacerles hablar a propios y, sobre todo, a extraños de lo que ellos quieren.
Hay puntos oscuros de este proceso, no obstante es muy interesante analizarlo desde los movimientos políticos que han hecho que, primero, tuviera un adhesión mayoritaria, y, luego, se sobrepusiera a un fuerte revés electoral, en el 2009, después de otro traspié –que para otros hubiera sido fatal– como fue el no positivo del vicepresidente Julio Cobos y el triunfo, a partir de este, de las posturas más reaccionarias del “campo”, reacio a pagar más impuestos en virtud de la renta extraordinaria que ganó –y gana– desde la devaluación del 2002 y los precios internacionales de la soja.

6 de mayo de 2010

Debatir para cambiar, a pesar de algunos

La semana que termina es una buena semana. Claro que para adherir a esta afirmación hay que estar de acuerdo con algunas cosas que han pasado en los últimos días, que, a criterio de este cronista, son muy positivas. Veamos.


la dictadura que nos persigue. Meterse de lleno con los colaboradores y cómplices civiles de la última dictadura militar era una cuenta pendiente de la democracia. Luego de la detención, el martes, del ministro de Economía emblemático del Proceso, se avanzó en ese sentido.
José Alfredo Martínez de Hoz es el responsable histórico, sin ningún lugar a dudas, de la debacle argentina que devino luego del golpe de Estado de 1976 y cuyas consecuencias, dolorosísimas, aún seguimos pagando.
El ex ministro fue detenido por el secuestro de un empresario y su hijo a finales de los 70, situación que hará que la sociedad argentina vuelva a recordar qué hizo este personaje nefasto y el modelo económico que impuso a sangre y fuego.
Se trata nada menos que de eso: mantener viva la memoria colectiva y la referencia histórica, para aprender de los errores, estar alertas ante las deseadas reivindicaciones (conservadoras) y leyes de amnistía; para no confundirnos con discursos interesados que nada, absolutamente nada, tienen que ver con el bien común.