Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2010

El Mundial que huele mal

El Mundial de 1978 siempre me hizo ruido. Incluso, he llegado a decir en alguna reunión de amigos que, para mí, Argentina sólo ganó un campeonato del mundo, el de 1986, insospechado de cualquier suspicacia y logrado gracias al genio mayor del fútbol mundial: El Diego (Pulga, te falta mucho).
Quizás sea una exageración, pero el Mundial 78 me provoca un nudo en la garganta. Me da vergüenza. Las visitas de los jerarcas militares –usurpando la Presidencia de la Nación– a los jugadores, las reuniones con el Flaco Menotti, las noticias que daban cuenta del avance de las obras de los estadios –entre ellos, el Malvinas–, las arengas oficiales, las publicidades llamando a la población a demostrarle a la prensa internacional que cubría el Mundial que los argentinos éramos “derechos y humanos”.
Las sensaciones se mezclan. El gran Mario Alberto Kempes –sólo por mencionar al estandarte del equipo– no tendría por qué entrar en la misma bolsa de mi desconfianza. El caso de Passarella, el capitán, es d…

Rodolfo Walsh y una carta imprescindible

La famosa y fundamental Carta abierta a la Junta militar escrita por Rodolfo Walsh en 1977, al cumplirse un año del llamado Proceso de Reorganización Nacional, es una compendio perfecto de lo que pasó, pasaba en ese momento y de lo que vendría. La Carta abierta es clave para entender de qué se trató esa barbarie que hoy, no pocos, quieren relativizar. Por eso, hoy y siempre, es imprescindible leer al gran Wash, desaparecido el día después de hacer público el texto que sigue.