Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2003

1) El punto final al perdón

1) El punto final al perdón

Por Cristian Ortega y Rodrigo Sepúlveda / Especial
El persistente reclamo de justicia y memoria que supieron llevar como estandarte las Madres de Plaza de Mayo y los organismos de derechos humanos, parece empezar a tener respuesta. El presidente Néstor Kirchner ha decidido ponerle plazo fijo a la seguidilla de artilugios legales y políticos que una y otra vez, desde 1983, impidieron el juzgamiento definitivo a los responsables de la más atroz represión de la historia del país, comenzada en la madrugada del 24 de marzo de 1976. La reciente anulación de las denominadas leyes del perdón, Ley de Punto Final (23.492, del 24 de diciembre de 1986) y Ley de Obediencia Debida (23.521, del 8 de junio de 1987), por parte del Congreso y la presión del Ejecutivo nacional para que la Corte Suprema las declare definitivamente inconstitucionales, indican que todo está encaminado para que los responsables de los delitos más cruentos de nuestra historia política reciente, sean …

2) El eje económico del golpe

2) El eje económico del golpe
Por Cristian Ortega
Existen numerosas investigaciones periodísticas que hacen eje sobre las motivaciones de los militares para asumir el poder. María Seoane y Vicente Muleiro, en el libro El Dictador -biografía de Rafael Videla-, explican que la razón del golpe fue la instauración de un modelo económico que delineaba un país excluyente, desindustrializado, con un Estado débil, para pocos con mucho y para muchísimos con casi nada. La continuidad del modelo impuesto a fuego y sangre en 1976 fue ratificada por el propio Martínez de Hoz. En una entrevista a la revista 3 puntos, en octubre del 2002, dijo: “(Domingo) Cavallo y (Carlos) Menem fueron impulsores de nuestros mismos principios”. Seoane y Muleiro, desarrollan: “Para Martínez de Hoz y el CEA (Consejo Empresario Argentino), el plan económico era una reedición de las variantes ortodoxamente liberales: internacionalización de la economía argentina con sesgo agroexportador, apertura irrestricta al comercio e…

3) El pasado político y el laberinto jurídico

3) El pasado político y el laberinto jurídico

Por Cristian Ortega
El actual debate sobre las leyes de Punto Final y Obediencia Debida -que fueron anuladas por el Congreso recientemente y hoy están a disposición de la Corte Suprema de Justicia–, puede significar el final de un intrincado camino de decretos y leyes que en su momento y con contextos particulares, intentaron la tan mentada “pacificación del país”. Los intentos, en general, siempre beneficiaron a los militares que en un primer momento fueron juzgados por crímenes de lesa humanidad, en 1985, gracias a un decreto del ex presidente Raúl Alfonsín, que no dejaba a resguardo a los subalternos. Para entender este andamiaje legal, es necesario recorrer los decretos y leyes que fueron dictados y promulgadas durante los últimos 30 años. Durante la administración de Isabel Perón, en febrero de 1975 se firmó el decreto 261, con el que el Ejército tomaba el mando para “neutralizar y/o aniquilar el accionar de elementos subversivos que actú…

4) D2, el sello de la tortura

4) D2, el sello de la tortura

Por Rodrigo Sepúlveda
De acuerdo a la orden reservada 239 firmada por el general Jorge Maradona, el Departamento Dos (D-2) de Inteligencia de la Policía de Mendoza tenía la función de recibir a los secuestrados, mantenerlos en cautiverio y asentar la información, obtenida bajo tortura, en los ficheros clasificados por actividades respondiendo a un mapeo ideológico realizado previamente. Luego, en base a las disposiciones del Comando de Brigada, se decidía su destino: podían ser legalizados e ir a la Penitenciaría de Mendoza,  trasladados a otro centro de detención o desaparecer. El D2 fue el Centro Clandestino de Detención (CCD) más importante de Mendoza. Funcionó en un entrepiso en el interior del Palacio Policial. El lugar, ubicado en la intersección de calles Belgrano y Virgen del Carmen de Cuyo, fue inaugurado en 1974 y se encuentra a menos de 500 metros de la Casa de Gobierno, centro del poder político. Miles de mendocinos lo han visitado para obtener s…

5) Colonia Papagallos

5) Colonia Papagallos

Por Verónica Césari
La Colonia Papagallos fue uno de los centros clandestinos de detención que operó a principios del 76 en Mendoza y que no figura en el informe que realizó la Comisión Nacional de Desaparición de Personas (CONADEP). Se trataba de una casa construida para colonia de verano, emplazada en medio del piedemonte, a 14 kilómetros del centro de la ciudad. Hoy sólo quedan dos paredes en pie de lo que fue el lugar en donde estuvieron detenidos Ricardo Puga, Juan Basilio Sgroi y Francisco Solano López, entre otros. Con el regreso de la democracia, el edificio quedó en estado de abandono. Su demolición fue detenida por orden del ex subsecretario de Educación Juan Manuel Estrella, cuando el mismo Puga reconoció por casualidad el lugar en donde estuvo detenido. Puga explicó que él se dio cuenta de que ese es el lugar a donde lo llevaron en enero del 76, casi tres meses antes del golpe de Estado, cuando fue a buscar a una de sus hijas que estaba realizando una act…

6) Testigo de una desaparición

6) Testigo de una desaparición

Pablo Seydell volvió a la celda que ocupó en la comisaría Séptima, donde pasó los días más difíciles de su cautiverio en dictadura. Reconstruyó la historia de su secuestro y la desaparición de Rubén Bravo.
Operativo
“El 15 de octubre de 1976 me detuvo personal de la policía provincial en la estación terminal de ómnibus de Mendoza”, relata Seydell. Y agrega que “sin vendarme ni maniatarme, me llevaron a la Seccional 7ª de Godoy Cruz, donde me alojaron en un calabozo. Allí fui interrogado con la aplicación de picana eléctrica durante tres días”.
La desaparición
El 21 de octubre a Seydell lo trasladaron a un primer piso donde dos guardias le mostraron “en condiciones deplorables” a Juan Humberto Rubén Bravo, actualmente desaparecido. “Lo meten a la habitación, le hacen una pregunta y lo retiran”. Seydell se transformó así en uno de los pocos sobrevivientes que pudo dar testimonio sobre la desaparición de un mendocino. Rubén Bravo era gremialista de Actores.
Los …

7) Estrategia para juzgar a los represores en Mendoza

7) Estrategia para juzgar a los represores en Mendoza

Por Pablo Icardi
Luego de que el Congreso de la Nación anulara las leyes de Obediencia Debida y Punto Final, un grupo de abogados mendocinos junto con las asociaciones defensoras de los derechos humanos trabajan en una estrategia para juzgar a en Mendoza a los militares, policías y civiles que participaron del terrorismo de Estado. El tema es coordinado con los abogados que llevan los juicios en el resto del país, quienes quieren llevar adelante una acción conjunta. Pero el tema en Mendoza es más complicado. Es que en la provincia dicen tener en contra a miembros de la Justicia federal por estar identificados con el proceso golpista: muchos fueron designados en esa época y, dicen, “así no se garantiza imparcialidad”. Por esa razón en Mendoza no se presentó un recurso de nulidad de las leyes. “No queremos generar un antecedente negativo. Si en Mendoza la Justicia federal se declara en contra de la nulidad, puede generar una jurispruden…

8) “No tenemos mucha expectativa en la Justicia federal de Mendoza”

8) “No tenemos mucha expectativa en la Justicia federal de Mendoza”
Rodrigo Sepúlveda
Elba Morales y María Gil de Camín, Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos, regional Mendoza.
¿Dónde están los desaparecidos de Mendoza? ¿Cuáles son las hipótesis que ustedes manejan? Elba: Muchos de los desaparecidos de Mendoza están en los cementerios, fundamentalmente en el cuadro 33 del Cementerio de Capital, en el Cementerio de San Rafael y en algunos de los otros cementerios. Otros, realmente, no sabemos dónde los han sepultado. Hay versiones de fusilamientos en zona de la pre-cordillera y de enterramientos en esa zona. Hasta aquí eso no se ha podido verificar por falta de recursos, de medios y de acción de la Justicia en ese sentido.
¿Se sabe de qué personas son los restos que están en los cementerios? Elba: En algunos casos se sabe porque fueron sepultados como NN y después se ampliaron esos datos y se les consignó el nombre que tenían. Uno, por ejemplo, es el caso de Osvaldo Rosales. Otros …

9) Fuga de cerebros: la UNCuyo quedó vacía

9) Fuga de cerebros: la Universidad quedó vacía
Por Pablo Icardi
El ambiente que había en la Universidad Nacional de Cuyo le hacía intuir al profesor René Gotthelf que algo iba a pasar ese día de marzo de 1976. Lo interrumpieron en medio de la clase de Metodología de la Investigación, en la Facultad de Filosofía y Letras, y media hora después estaba fuera de la UNCuyo. “Ese día volví al aula y terminé la clase como si no pasara nada. Pero después nunca más pude entrar. De hecho, no pude dedicarme más a dar clase ni a la investigación y tuve que ponerme un negocio”, cuenta René hoy, ya de vuelta en la vida académica y a cargo de la Editorial Universitaria (Ediunc). Uno de los daños más graves que se produjo en la etapa de la dictadura fue el retraso a nivel educativo. Se sintió en todos los niveles, pero en la universidad se notó más por la imposibilidad de investigar, de discutir ideas y por la fuga de cerebros. Más de 270 docentes e investigadores fueron expulsados y quedaron aulas vac…

10) Hasta El Principito estaba prohibido

10) Hasta El Principito estaba prohibido
Toda manifestación de conocimiento o producción intelectual que era sospechosa, o desconocida para los ojos de los jefes militares, estaba prohibida. Entre los libros que se llegó a considerar subversivos estaba El Principito. Las librerías tampoco podían exhibir obras de los autores mendocinos Armando Tejada Gómez y Juan Draghi Lucero y hasta la canción Manuelita era subversiva para los militares. En la UNCuyo se ordenó “depurar” todas las bibliotecas. Los libros buscados eran, según los comunicados 24 y 28 del rector interventor, los que tenían una tendencia de izquierda y que pudieran perturbar a los alumnos. Esos libros eran llevados, en su mayoría, a la Biblioteca Central. Allí no se podía entrar salvo con autorización de los mandos militares. Una gran cantidad de libros fue depositada, según los testimonios, en un salón de la VIII Brigada, en calle 9 de Julio. Muchos de los libros se recuperaron y se sospecha que hubo quemas (sí se quemaron …

11) Organigrama del terrorismo de Estado en Mendoza

11) Organigrama del terrorismo de Estado en Mendoza
Rodrigo Sepúlveda
Para la aplicación del terrorismo de Estado en Argentina, el Ejército modificó su estructura y dividió al país en zonas y subzonas según marcaba la enseñanza de los generales franceses que habían participado en la batalla de Argelia. La Zona 3, con asiento en Córdoba, fue el dominio del III Cuerpo de Ejército y el general Luciano Benjamín Menéndez uno de sus máximos responsables. Esta zona abarcaba una vasta región de diez provincias (Córdoba, San Luis, Mendoza, San Juan, La Rioja, Catamarca, Santiago del Estero, Tucumán, Salta y Jujuy) dentro de las que estaba Cuyo, denominada Subzona 33. En Mendoza, el Comando de la VIII Brigada de Infantería de Montaña era el que se constituía como Jefatura de la Subzona 33. Luego venían otras divisiones en áreas, subáreas, más políticas que territoriales. En una primera etapa, desde el 22 de diciembre de 1975 hasta el 1 de diciembre de 1977, el responsable de los centro clandesti…

12) Los años en los que la vida valió poco y nada

12) Los años en los que la vida valió poco y nada
Por Rafael Morán / Periodista
Un mediodía de 1978 conocí al teniente coronel Osvaldo Riveiro. Era un hombre pequeño, delgado, algo ampuloso, sin ningún rasgo que lo hiciera sobresalir de otros individuos comunes salvo por su carácter áspero y un ademán hostil que dejaba escapar deliberadamente. Me hizo sentar en su oficina y se dispuso a repasar en silencio una hoja escrita a máquina, sin membretes ni otra identificación: eran mis antecedentes de preso político, los verdaderos y los otros. Sorpresivamente se paró como impulsado por un resorte y comenzó a golpear sus puños contra el escritorio mientras amplificaba la voz. “¡Los periodistas -dijo- son culpables de lo que ha pasado, cómplices de la subversión!”. Su exaltación podía esperarse en un hombre acostumbrado a mandar sin razón, sobre todo en aquellas circunstancias de absolutismo castrense, pero escondía cierto rencor hacia el mundo intelectual, al que los militares adjudicaban un …