Ir al contenido principal

Elecciones 2011: danza de a dos

La oferta electoral de cara a las generales de octubre se va definiendo, a los tumbos, repleta de especulaciones, y va dejando en claro de qué se trata cada una.
No deja de sorprender cómo algunos aspirantes a la Presidencia de la Nación pisan el palito, una y otra vez, quizás subestimando al electorado, quizás subestimando al kirchnerismo –con ADN peronista, tan pero tan duro a la hora de doblegarlo en las urnas–, y dejan imaginar, sin querer, quizás, cómo sería la gestión de cada uno. Y lo que hacen es nada menos que favorecer al sector gobernante, lugar que de por sí le da una ventaja sobre los demás. Si a esto le sumamos el crecimiento y el monumental poder de fuego del administrador del Estado frente a comicios generales, el futuro para los opositores no es para nada auspicioso.
Todavía genera dudas cómo pudieron ir rifando sin pausa el empujón que les significó en diversos distritos la victoria en el 2009, a esta altura lejanísima en la memoria colectiva. Pero las razones están, son varias y se nutren día a día. Vamos por parte.


sin remedio. El peronismo federal no encuentra cómo arrebatarle banderas históricas al Gobierno nacional. Se pierde en las peleas de verano entre vedetes que se cotizan mucho más de lo que realmente valen. Hablamos de Eduardo Duhalde, de Felipe Solá y de Francisco de Narváez, en otros. Representan, y lo saben, el peronismo conservador, con rasgos menemistas. El ciudadano de a pie, gracias a las peleas medios-Gobierno de los últimos tiempos está más protegido ante las declaraciones de ocasión, las definiciones facilistas y las apelaciones a las sagradas armas de la política como el diálogo, el consenso, la paz y el orden.
Tal es la desazón de este grupo de caciques sin indios, que ya comenzó el coqueteo con otro representante de la derecha nacional, en este caso del sector empresario: Mauricio Macri.
El millonario lleva a la práctica una tendencia que supo consolidarse en algunos países. La premisa del stablishment, que en todos los países es más o menos parecido, es que el Estado sea atendido por sus propios dueños, luego de no encontrar políticos que llevaran adelante al pie de la letra todo lo que creen estos personajes que hace falta para estar mejor (según ellos, por supuesto).
Los ejemplos son Silvio Berlusconi en Italia y Sebastián Piñera en Chile. Macri quiere ser, justamente, presidente de la Nación, administrador del Estado y actuar en consecuencia a sus más íntimas convicciones, que deja trascender, a cuentagotas, en cada entrevista, en cada actividad pública.
Su concepción, paupérrima, de la tarea de gestionar la cosa pública queda al descubierto al proponer al cómico Miguel del Sel como su posible candidato a la gobernación se Santa Fe. Ni hablar de las ganas de la vedet María Luján Telpuk de ser intendenta por el Pro. Menemismo puro.
Estas jugadas e intenciones políticas degradan el rol del administrador del Estado y el papel de este. Así de simple.

enemigo íntimo. “Nada mejor para un peronista que otro peronista”, decía Juan Perón. Nada peor para un radical que otro radical, podríamos decir, teniendo en cuenta el lío interno que tiene la UCR.
Todo indica que el ADN radical, puro e inmaculado, va a quedar a salvo tras la preinterna entre Ricardo Alfonsín y Ernesto Sanz: ninguno de los dos se fue del partido, ninguno de los dos acordó con el kirchnerismo. Estas son las cuestiones que el partido no le perdona a Julio Cobos, más allá de haberle abierto las puertas por ser el autor de la más dura derrota política del kirchnerismo desde el 2003.
Pero eso no alcanzó para que el partido se encolumnara detrás del ingeniero mendocino.
Eso recién lo está comprendiendo Cobos ahora, cuando lo ningunean Alfonsín y Sanz. Está en un brete Cobos, quien, sin embargo, no deja de sorprender. Ayer le confió a Ámbito Financiero que la ex carriotista y ex kirchnerista Graciela Ocaña podría ser su compañera de fórmula. Increíble.
Al experto en el sentido común del tipo de a pie –Cobos– parece escapársele la tortuga con este coqueteo con Ocaña. ¿O es que no aprendió que las alianzas raras complican cualquier proyecto de gestión?
Volviendo a los hijos dilectos del radical de comité, tanto Sanz como Alfonsín están buscando convertirse en los únicos e indiscutibles precandidatos del partido. Incluso ya es explícita la amenaza que hace una semana planteábamos en este espacio respecto de que si Cobos no compite el 30 de abril el 14 de agosto deberá ir por otro partido, porque la UCR tendrá su candidato oficial ya definido, justamente, desde el 1 de mayo.
Además, los radicales del palo –Alfonsín y Sanz– resultan hasta ahora los más coherentes rivales del kirchnerismo. No han caído en la intransigencia de otros respecto al período K, han rescatado muchas medidas del Gobierno nacional, de este y del anterior, y se han esforzado por dar señales de estabilidad luego del 10 de diciembre del 2011.
Ambos saben, y les duele, que las huidas del poder de Raúl Alfonsín y de Fernando de la Rúa pesan, y mucho, en el inconsciente colectivo argentino. Por eso deben “peronizarse” a la fuerza si tienen reales intenciones de llegar a la Presidencia. Esto es dar garantías de que podrán “controlar” a los gremios, que las variables económicas seguirán en crecimiento, que la inflación será un dato del crecimiento y no la tumba de un gobierno, y que, sobre todo, podrá mantener al peronismo a raya, que fuera de la gestión se trasforma en un monstruo que respira para volver, lo antes posible, a los puestos de poder.
No es fácil la lavada de cara que deben encarar tanto Sanz como Alfonsín.
No obstante la tarea, de compleja realización, se saben, ambos, seguros poseedores del segundo puesto y, con un poco de suerte, animadores de la segunda vuelta.
Gozan con las limitaciones de Macri y los disidentes y están cerca de mandar a Cobos a Mendoza. Entre ellos estará la alternativa al kirchnerismo, aunque, como dijimos, no será antagónica ni mucho menos. Porque, en definitiva y en algún momento, la oposición feroz a medidas razonables y hasta reclamadas, debe terminar. Y eso han comenzado a hacer, inteligentemente, Sanz y Alfonsín.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Economía argentina para principiantes

A continuación, una interesante síntesis sobre medidas políticas y económicas de la etapa K, realizada por La graN maKro, una agrupación de profesionales y estudiantes de ciencias económicas y otras disciplinas sociales "que tiene por objetivo principalestudiar, conceptualizar y difundirlos lineamientos estratégicos del modelo económico que se desarrolla en nuestro país desde el 25 de mayo de 2003", según se autodefinen.
Se trata de una colectivo evidentemente kirchnerista. Este texto intenta explicar cuestiones que el Gobierno nacional no ha sabido comunicar en forma clara y simple. De ahí el valor del trabajo.
Se titular "20 verdades para entender y defender el modelo económico". Aquí el link de la publicación original: La graN MaKro.

4) D2, el sello de la tortura

4) D2, el sello de la tortura

Por Rodrigo Sepúlveda
De acuerdo a la orden reservada 239 firmada por el general Jorge Maradona, el Departamento Dos (D-2) de Inteligencia de la Policía de Mendoza tenía la función de recibir a los secuestrados, mantenerlos en cautiverio y asentar la información, obtenida bajo tortura, en los ficheros clasificados por actividades respondiendo a un mapeo ideológico realizado previamente. Luego, en base a las disposiciones del Comando de Brigada, se decidía su destino: podían ser legalizados e ir a la Penitenciaría de Mendoza,  trasladados a otro centro de detención o desaparecer. El D2 fue el Centro Clandestino de Detención (CCD) más importante de Mendoza. Funcionó en un entrepiso en el interior del Palacio Policial. El lugar, ubicado en la intersección de calles Belgrano y Virgen del Carmen de Cuyo, fue inaugurado en 1974 y se encuentra a menos de 500 metros de la Casa de Gobierno, centro del poder político. Miles de mendocinos lo han visitado para obtener s…

11 de setiembre de 1973: El día que el mundo miró hacia Chile

Lo que sigue, es un especial publicado en el diario El Sol de Mendoza a los 35 años del golpe de Estado contra Salvador Allende.

Por Cristian Ortega

Hoy se cumplen 35 años del golpe de Estado contra el gobierno constitucional de Salvador Allende en Chile. Se trató de un acontecimiento de repercusión mundial, por lo que presentaba la figura del médico socialista en el contexto mundial, donde la izquierda y la derecha, el bloque occidental con EEUU a la cabeza y los países comunistas y socialistas, con la URSS como sostén principal, llevaban adelante una guerra, a veces no tan fría, en todos los rincones del planeta, y cada señal o adhesión hacia uno u otro era tomada como altamente significativa.