Ir al contenido principal

Dilema cletístico, esperanza oficial y desconcierto disidente

Faltan 13 meses, si no hay algún adelantamiento sorpresivo, para las elecciones generales del año que viene. Y ya comienzan a circular encuestas sobre las tibias preferencias ciudadanas acerca de a quién votaría. Sin campaña de por medio, la opinión pública, inferimos, está en otra. No hay ambiente eleccionario y es difícil ponerse a pensar –como ansiamos que todos y cada uno haga– sobre qué voto emitir.
Con estas salvedades hechas y otras más, vamos a analizar un trabajo de la consultora mendocina Diagnósticos y Análisis (www.diagnosticoyanalisis.com), de Santiago Alé, encargada por un sector del oficialismo local y terminada hace una semana. Incluyó a 1.740 personas en lo que la consultora califica como el “Gran Mendoza ampliado”.
complicado el panorama. Hemos analizamos en este espacio, en reiteradas oportunidades, el presente, pasado y futuro del sector estrella en la política argentina de los últimos tiempos: el cobismo.
Se trata de ese conglomerado de ex justicialistas y de ex radicales que ahora volverán a la UCR, detrás del vicepresidente Julio Cobos. Si todo esto suena raro, hay que agregarle el dato de que se trata de un opositor dentro del Gobierno nacional. O sea, ya de entrada, la agrupación nace rara.
A nivel nacional, respecto de la ansiada candidatura de Cobos a la Presidencia, el panorama es muy complicado. Le ha aparecido un competidor de peligro: radical hasta el tuétano, con carisma, de movimientos racionales y con apellido ilustre: Ricardito Alfonsín. El cobismo, ante este rival, brega por un acuerdo, para no ir a internas, en las que se ven perdedores. El problema es que los radicales que no acordaron con el kichnerismo en el 2007 no olvidan la expulsión “de por vida” de Cobos del partido y lo consideran aún un traidor.
Si analizamos el panorama político local para el cobismo, la realidad no es tan apacible como podría suponerse. Si bien Cobos arrasó en las elecciones parlamentarias del año pasado, según la encuesta que presentamos al principio, sus posibles candidatos están muy por detrás de dos radicales tiempo completo que no quieren saber nada con el. Víctor Fayad es el dirigente que cuenta con las mejores perspectivas: cosecha 25,63% de intención de voto. Detrás se ubica otro radical anticobista, Roberto Iglesias, con 15,86% de simpatía electoral, y recién en tercer lugar aparece un cobista de paladar negro, Alfredo Cornejo, con 11,95%.
De consolidarse o mantenerse esta tendencia, el cobismo estaría en serios problemas: ¿cómo imponer un candidato a la UCR local si el que mejor mide es, justamente, un enemigo interno declarado y combativo? Difícil.
Con la situación nacional, que viene muy cuesta arriba, y este esbozo de tablero político en Mendoza, el cobismo, como expresión política ambivalente, podría estar en serias dificultades de consolidarse y sobrevivir al 2011. Aunque, claro, siempre hay una chance: si el mismísimo Cobos se convence de que no es su hora en la Nación, ¿volverá al pago como candidato a gobernador? Hoy, más que una especulación, con los datos sobre la mesa, es una posibilidad cierta.


los dos pj. Entre los peronistas mendocinos oficiales, el mejor posicionado para una candidatura a gobernador es el senador nacional y ex intendente de Maipú Adolfo Bermejo, con 22,12% de intención de voto. Le sigue el titular de la Cámara de Diputados, Jorge Tanús, con 10,45%. Nada mal para la mala imagen del Gobierno provincial: sólo tiene 29,66% de valoración positiva.
Quien encargó la consulta dio los nombre que se tenían que mencionar a los encuestados y dejó de lado a dos dirigentes de los que nos hubiera gustado tener información. Ellos son Carlos Ciurca y Rubén Miranda.
Si analizamos los datos referidos a los peronistas disidentes, el que mejor mide es el mediático y frontal Daniel Cassia. Cuenta con un alto conocimiento y 10,22% de los encuestados lo votaría para gobernador. Muy por detrás de él aparecen Carlos Abihaggle (4,71%) y Enrique Thomas (3,56%). En este caso, como en el anterior, los que encargaron la encuesta no incluyeron el nombre, por ejemplo, de Cristian Racconto en la consulta. Una lástima no poder saber qué impacto ha tenido en la opinión pública el alejamiento del vicegobernador del Gobierno provincial y su pase al peronismo disidente.


capacidad de gestión y gobierno. La sensación de seguridad es tan importante como la seguridad misma. Con esta lógica, podemos afirmar que la sensación de gobernabilidad que nos da un partido, sector o dirigente es un punto importante a la hora de emitir el voto. Se trata de una abstracción, pero que transmite tranquilidad. Por ejemplo, la UCR quedó marcada por dos muy malas experiencias en los últimos años: primero, en el 89 con Raúl Alfonsín dejando el cargo antes de tiempo en medio de una grave crisis económica y, luego, Fernando de la Rúa en el 2001, yéndose en helicóptero de la Casa Rosada con muertos en Plaza de Mayo y un estallido social inédito.
En cambio, el justicialismo es garantía de gobernabilidad. Ha terminado todos sus mandatos desde el 83 a esta parte, y Cristina hará lo mismo.
En Mendoza, según el trabajo de Santiago Alé, más de 30% de los consultados valora como garante de la gobernabilidad a nivel país al kirchnerismo (o PJ “oficial”), mientras que a la UCR la valora de la misma manera 21,95% de los consultados.
Aquí hay que hacer una salvedad: los gobiernos radicales de Roberto Iglesias y Julio Cobos han hecho que la imagen de la UCR en Mendoza sea muy superior a la media nacional respecto de la capacidad de gestión. Lógicamente, las realidades provinciales están marcadas por las experiencias cercanas. Así, a modo de ejemplo, en San Juan la UCR es valorada como garante del orden público sólo por 1,24% de los consultados y en San Luis por 2,09%.
Los últimos dos gobiernos radicales, prolijos, en general, y el de Iglesias sobre todo, sobreviviente de la gran crisis, han logrado que el mendocino le reconozca capacidad de gestión a la UCR.
En este punto, el radicalismo cuenta con el aval de 29,82% de los encuestados en cuanto a la gobernabilidad en la provincia, cinco puntos por sobre el PJ (24,31%). De todas maneras, llama la atención la gran cantidad de mendocinos que consideran que “ninguno” tiene capacidad de gestión: 40,82%. ¿El PD? Muy lejos: 5,05%.


mala palabra. Otro fenómeno interesante a tener en cuenta en este caótico armado político en que están embarcado el país y la provincia es el de los frentes electorales. Se trata de acuerdos atados con piolines que intentan abarcar la mayor cantidad de votantes posible para luego estallar por los aires, seguramente en plena gestión, lo que nos complica la vida a todos.
Sobre el blef de la Alianza no hay mucho que decir. Otro ejemplo de acuerdo entre diferentes que estalló fue el de la Concertación Plural, entre el kirchnerismo y Julio Cobos.
Ahora, el peronismo disidente intenta por todos los medios contrarrestar la importante mejora en la performance del Gobierno nacional, y busca alianzas increíbles con quién sea y dónde sea.
En Mendoza, por ejemplo, ver a personajes de la talla de Felipe Solá, Eduardo Duhalde y Francisco de Narváez entrar a la sede del PD le provoca náuseas a más de uno en el barrio Bombal.
Para 72,58% de los mendocinos, este tipo de acuerdos es “sólo una cuestión electoral” y “no sirve para nada”. O sea, muchachos, por ahí no. Que hasta el más despistado huele el desagradable tufo del “arreglo con el que sea y después vemos”.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Economía argentina para principiantes

A continuación, una interesante síntesis sobre medidas políticas y económicas de la etapa K, realizada por La graN maKro, una agrupación de profesionales y estudiantes de ciencias económicas y otras disciplinas sociales "que tiene por objetivo principalestudiar, conceptualizar y difundirlos lineamientos estratégicos del modelo económico que se desarrolla en nuestro país desde el 25 de mayo de 2003", según se autodefinen.
Se trata de una colectivo evidentemente kirchnerista. Este texto intenta explicar cuestiones que el Gobierno nacional no ha sabido comunicar en forma clara y simple. De ahí el valor del trabajo.
Se titular "20 verdades para entender y defender el modelo económico". Aquí el link de la publicación original: La graN MaKro.

4) D2, el sello de la tortura

4) D2, el sello de la tortura

Por Rodrigo Sepúlveda
De acuerdo a la orden reservada 239 firmada por el general Jorge Maradona, el Departamento Dos (D-2) de Inteligencia de la Policía de Mendoza tenía la función de recibir a los secuestrados, mantenerlos en cautiverio y asentar la información, obtenida bajo tortura, en los ficheros clasificados por actividades respondiendo a un mapeo ideológico realizado previamente. Luego, en base a las disposiciones del Comando de Brigada, se decidía su destino: podían ser legalizados e ir a la Penitenciaría de Mendoza,  trasladados a otro centro de detención o desaparecer. El D2 fue el Centro Clandestino de Detención (CCD) más importante de Mendoza. Funcionó en un entrepiso en el interior del Palacio Policial. El lugar, ubicado en la intersección de calles Belgrano y Virgen del Carmen de Cuyo, fue inaugurado en 1974 y se encuentra a menos de 500 metros de la Casa de Gobierno, centro del poder político. Miles de mendocinos lo han visitado para obtener s…

11 de setiembre de 1973: El día que el mundo miró hacia Chile

Lo que sigue, es un especial publicado en el diario El Sol de Mendoza a los 35 años del golpe de Estado contra Salvador Allende.

Por Cristian Ortega

Hoy se cumplen 35 años del golpe de Estado contra el gobierno constitucional de Salvador Allende en Chile. Se trató de un acontecimiento de repercusión mundial, por lo que presentaba la figura del médico socialista en el contexto mundial, donde la izquierda y la derecha, el bloque occidental con EEUU a la cabeza y los países comunistas y socialistas, con la URSS como sostén principal, llevaban adelante una guerra, a veces no tan fría, en todos los rincones del planeta, y cada señal o adhesión hacia uno u otro era tomada como altamente significativa.