De qué se trata

Según una máxima del periodismo, una noticia tiene que contestar cuatro preguntas: Qué, Quién, Dónde y Cuándo (What, Who, Where, When). Se trata de la teoría de las cuatro W. Pero si queremos ir más allá, tenemos que responder la quinta W: Por qué (Why). Esa es la idea. Bienvenido.

5 de agosto de 2010

Candidatos, rivales y vecinos

Durante los últimos días nos hemos cansado de escuchar lo bien que le fue al gobernador de San Juan, José Luis Gioja, en la Cumbre del Mercosur que se realizó en la ciudad hermana. Que le sacó todo el rédito político que se le dio la gana, que se encamina a ser candidato K a vicepresidente de la Nación, que “logró” la construcción del paso internacional Agua Negra, que es puro carisma, que se lució con la infraestructura que levantó para la cumbre, y varias cosas más.
Desde este lado de Media Agua, algunos sufren por el protagonismo de los hermanos sanjuaninos, ven en el lugar que ocupa en la política nacional Gioja una frustración, les gustaría que Celso Jaque le hiciera sombra, que se posicionara, porque así, suponen, Mendoza será importante en el concierto de las provincias argentinas.
El mensaje es contradictorio. Por un lado se envidia a Gioja, por otro se menosprecia a Jaque, pero al mismo tiempo se fulmina al malargüino por estar “alineado” con el Gobierno nacional que encabezan Cristina Kirchner y Néstor.
Es interesante esta ambivalencia. Denota una insatisfacción permanente respecto de la Mendoza que supuestamente queremos. ¿Quiénes? No está claro, pero es evidente que las cosas no se analizan con la frialdad necesaria y que las definiciones se lanzan sin pensar demasiado.
O el gobernador está con el Gobierno nacional y así logra un lugar importante en la agenda políticia del país, o lo enfrenta, lo cuestiona, se diferencia y deleita a la platea opositora, cada vez más desdibujada y con un discurso que intenta disimular pero que, sin duda alguna, tiene párrafos que espantan.
Ya hemos reflexionado en este espacio respecto de que Jaque está manteniendo lo que dijo: apoyó al Gobierno nacional cuando fue electo y lo sigue haciendo. En una época en que las lealtades están de oferta, es, sin duda, un punto a favor del vapuleado gobernador mendocino.
Volviendo al caso Gioja, la bronca que se mastica en silencio tiene que ver con la proyección nacional del sanjuanino, en contraposición al supuesto aislamiento de Jaque. ¿Qué le conviene políticamente a Mendoza hoy por hoy? ¿Seguir el lineamiento nacional pese a cuestiones como la prórroga a la promoción industrial, o romper políticamente con Cristina y Néstor justo ahora que la imagen de ambos crece y se proyectan como serios candidatos a la Presidencia el año que viene, con una economía en franca recuperación y expansión, con la inflación tranquila y con una proyección más que interesante luego de la gran crisis mundial del 2008 y el 2009? Qué dilema.




de cara al 2011. Con relación a Jaque, su rol nacional y su imagen en Mendoza, sus funcionarios políticos tienen un complicado trabajo que realizar de acá a octubre del 2011. Antes que nada, desalentar a los intendentes propios sobre la posibilidad de desdoblar las elecciones, luego adherir a la nueva ley electoral nacional que establece internas abiertas y simultáneas y, por último, ir barajando al mejor candidato, en lo posible 100% peronista, para combatir los embates radicales-radicales, radicales-cobistas y macristas-pejotadisidentes-gansos. Sí, como se lee. Es bastante complicado el panorama político de cara al año que viene.
Desde el sentido común se puede deducir que de dos dirigentes saldrá el candidato a gobernador del PJ el año que viene: Carlos Ciurca y Rubén Miranda. Son, sin duda, los más peronistas del peronismo mendocino. En un segundo escalón, quizás, Mario Adaro, aunque su estilo “anibalesco” le deparará, seguramente, el rol de parador de balas y contestador compulsivo en cualquier gestión justicialista, más que un cargo electivo.
La coyuntura de los contrincantes ayuda a Jaque y a los kirchneristas de paladar negro. Por el lado de los radicales y los cobistas, la interna está a full. Este fin de semana, a no ser que suceda algo extraño, el Confe se vaciará de dirigentes, que pasarán a ser afiliados radicales. Dentro de partido, ahora sí, comenzará a tomar forma la interna que, seguramente, enfrentará a un radical-radical con un cobista. Teniendo en cuenta que estamos en la tierra del Cleto, el pronóstico es reservado, aunque una figura que nunca se travistió ni se fue del partido –como el Viti Fayad–, podría doblegar al postulante cobista. Claro que la cosa se pondría linda en serio si el mismísimo Cobos, en decadencia a nivel nacional y empujado por Alfonsín Jr., vuelve al pago por otra Gobernación. Habrá que esperar.
Por el lado del pejotismo disidente (y macristas y gansos), el rejunte de dirigentes y el ADN peronista-derechoso le jugará en contra cuando las afiladas lenguas de sus contrincantes les recuerden el pasado inmediatio, avalando, primero, las políticas de los 90 y, luego, el mamarracho de la Alianza, por otra parte, lastre también con el que tendrá que lidear la UCR en cualquiera de sus versiones.
Como se ve, lo que viene será, al menos, divertido para el ciudadano de a pie, que mirará de reojo las definiciones políticas de las que saldrán los candidatos a la Gobernación. Se tratará de una pelea que le interesará a pocos, seguramente, y que asqueará a la mayoría. De todas maneras, y sabiendo que el consejo no será seguido, recomendamos estar al tanto de cómo se definen las candidaturas y, sobre todo, si en Mendoza tenemos internas abiertas y simultáneas. Porque luego de haber participado, será más fácil exigir que se haga lo que se dijo. Para botón de muestra basta el famosos mapa de la inseguridad de Jaque, temeraria promesa de campaña que aún le facturan al gobernador oyentes que dejan mensajes en las radios AM mendocinas.


el mendocino, el puntano, el sanjuanino. Volviendo a la cuestión del principio, parece que existe la necesidad de decirnos a nosotros mismos, como mendocinos, que somos unos fracasados y que nuestros vecinos, que siempre fueron nuestro patio trasero, nos pasan por arriba.
Que a San Juan y a San Luis les vaya muy bien es una excelente noticia para nosotros. Se trata de dos provincias hermanas, que viven con los ojos puestos en Mendoza, que saben mucho de nosotros, que se interesan en qué pasa acá, que nos tienen como referencia geográfica, política y económica principal.
Que San Juan tenga una monumental Casa de Gobierno y que San Luis tenga wi-fi gratis en todo su territorio debe enorgullecernos. ¿Por qué? Porque los vecinos quieren pelearle el liderazgo, aunque sea un poco, a Mendoza, y eso se traduce en obras, políticas, decisiones, que benefician a sus habitantes, que son argentinos y argentinas igual que nosotros.
Las ridículas comparaciones y celos entre vecinos nos han traído, como provincia y como nación, dolores de cabeza mayúsculos. El día que tiremos todos para el mismo lado, el día que nos alegremos porque los puntanos tienen wi-fi gratis en vez de lamentarnos y envidiarlos; el día en que valoremos el trabajo logístico que realizó San Juan para recibir a varios presidentes latinoamericanos y no nos quejemos porque no nos eligieron a nosotros, sólo entonces estaremos en condiciones de mirar los problemas que nos aquejan en conjunto y podremos ir por la solución.
Sólo una catástrofe natural de dimensiones bíblicas podrá sacar a Mendoza de entre las provincias y ciudades más grandes, importantes e influyentes del país. Mendocinos “ortodoxos”, a no preocuparse, que si a San Juan y a San Luis les va bien, a nosotros, también. Desear ser algo a base de la decadencia ajena no sólo es mala leche, sino también ser estúpidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario